IUVENTA

Inicio
Descargas
kCache[1883]='index.php?option=com_fireboard&catid=17&func=view&id=304&lang=es#La-Juderia-de-Jaen/304-cfrpaddd.html#0'; ?>Noticias
Imágenes
Enlaces
Contacta
Junta Directiva
Dossier de Prensa
Calendario
Actividades
Foro Iuventa
Acceso

Juderia

Imágenes
Plano
Publicaciones
Recetas
Tarbut Jaén

Monumentos

Monumentos de Jaén

Historias de Jaén

Programa de radio

Bizcochos de anís

Estas deliciosas rosquillas sefardíes no llegan a emborrachar. El licor anisado les proporciona un sabor dulce y refrescante. Resultan ideales para acompañar el café o el té de menta de la sobremesa.

Ingredientes
  • 1 copa de licor anisado (raki, arak, anís, Pernod)
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1/3 taza de aceite de girasol o de cacahuete
  • 1 cucharada de levadura
  • 3 tazas de harina blanca de pastelería
  • 2 cucharadas de semillas de anís
  • 1 huevo batido con 1 cucharada de agua fría

Elaboración

En un bol, mezclar todos los ingredientes, excepto las semillas de anís y el huevo. Cubrir y refrigerar durante toda la noche.
Precalentar el horno a 190 °C. Preparar dos bandejas de horno antiadherentes.
Unir las semillas de anís a la masa. Cortar 25 o 30 piezas iguales.
Hacer una bola con cada pieza y darle forma de rosquilla con un agujero en el centro. Colocar las rosquillas en las bandejas de horno.
Pintar cada rosquilla con el huevo batido. Hornear durante 15 minutos o hasta que se hayan dorado. Enfriar sobre una rejilla. Las rosquillas se pueden conservar durante semanas dentro de una lata cerrada.


Extraído de  R.R. STERNBERG. “La Cocina Sefardí” . Edit. Zendrera Zariquiey. 1996

 
altavoz Escucha este articulo