Juderia

Imágenes
Plano
Publicaciones
Recetas
Tarbut Jaén

Monumentos

Monumentos de Jaén

Historias de Jaén

Programa de radio

kCache[1883]='index.php?option=com_fireboard&catid=17&func=view&id=304&lang=es#La-Juderia-de-Jaen/304-cfrpaddd.html#0'; ?>
El Palacio de los Vélez
 

Hablaba con gran modestia, a pesar de su elevada posición, con doncellas, labriegos o pedigüeños, a los que nunca negaba una limosna y a los que gustaba ayudar en lo que podía, sin negarse jamás a escuchar sus numerosos problemas. Esta actitud hizo que conociera de primera mano las grandes necesidades de las clases más humildes del Jaén de aquellos tiempos.

 

El padre de la hermosa joven presumía de ella en los foros políticos o económicos en los que solía participar. Ostentaba de su hija aún más que de las inmensas riquezas que en tan gran número poseía.

La madre hacía gala de las virtudes de su hija ante todas las damas aristocráticas de la ciudad, mostrándola, cuando paseaban juntas, como el más valioso de los tesoros que había en su casa.

Todos los más ricos y apuestos galanes de la ciudad, la observaban intensamente cuando paseaba con su madre por la Plaza de Santa María, quizá para asistir a misa en la Catedral, o simplemente dando un paseo por cualquiera de las calles o plazuelas cercanas a su Palacio.

Muchos fueron los pretendientes de la aristocracia jiennense que aspiraron a obtener su mano. Incluso se cuenta, que numerosos fueron los nobles de otras ciudades que pretendieron casamiento con la hermosa joven.



 
altavoz Escucha este articulo