Juderia

Imágenes
Plano
Publicaciones
Recetas
Tarbut Jaén

Monumentos

Monumentos de Jaén

Historias de Jaén

Programa de radio

kCache[1883]='index.php?option=com_fireboard&catid=17&func=view&id=304&lang=es#La-Juderia-de-Jaen/304-cfrpaddd.html#0'; ?>
El lagarto de la Magdalena

 

 

 lagarto de la malena

Hace muchísimos años, tantos que el recuerdo no alcanza a numerarlos, Jaén era ciudad de importancia, grande en comercio y negocios, hermosa en arquitectura y trazado, generosa en gentes y abundante en aguas.

Vivían en estas tierras generosas, gentes del Norte de la península, también había algunos que procedían de más allá de los mares, e incluso se rumoreaba que algunas familias procedían de los confines de la tierra.

El manantial más abundante en aguas era el de La Malena, con un caño grueso como un gran toro, que no cesaba nunca de regalar sus aguas a los habitantes de la ciudad, además de otros muchos, pero de menos importancia.

Podría decirse que era Jaén tierra feliz, si no fuera porque en ese gran manantial, al que nosotros los jaeneros, gustamos más de llamar Raudal, habitaba una bestia inmunda, grande como montaña, fiera como demonio, fea como maldición y hambrienta como rebaño de leones.

Aquella bestia horrible, a la que los habitantes de la gran ciudad llamaban Lagarto, pues no era otra cosa que eso, un lagarto de grandes proporciones,


 
altavoz Escucha este articulo