En la excavación arqueológica de dos casas señoriales fechadas en los siglos XIV y XV, una con fachada a la calle Santa Cruz y la otra a la calle Rostro, se ha encontrado lo que parece ser un puntero de lectura de la Torah o yad (mano), actualmente expuesto en el Museo de Jaén:

¿Provendrá de una sinagoga?, ¿de una casa de judeo-conversos que celebraban sus ritos en la clandestinidad? o, incluso, ¿esta casa estuvo vinculada a la Inquisición y el yad constituyó en su momento una prueba contra algún judaizante?
.