Parte de la superficie hoy ocupada por el monasterio de Santa Clara debió corresponder a la judería, pues no tiene sentido que la calle principal de la judería esté formada en uno de sus lados por el muro del citado monasterio. Además, sabemos que adosado a este monasterio estuvo una sinagoga, como se deduce de la bula de Benedicto XIII dada en 1413.