La judería de Jaén estaba situada en la actual calle de Santa Cruz y otras próximas más cortas.
.
Los judíos en sus distintas actividades artesanas: traperos, plateros, especieros, tejedores, sastres, jubeteros, zapateros, chapineros, oropeleros, curtidores, borceguineros... daban vida desde el amanecer a la judería en donde también destacaban los mercaderes y algunos por el ejercicio de la medicina y de la farmacia.

En el conjunto de la población judía se señalaban los cambistas, numerosos en Jaén, así como aquellos se dedicaban a recaudar las rentas reales por delegación de los grandes recaudadores judíos. En esta misión recaudatoria pasaron por Jaén en el siglo XIV don Abraham Secuto, don Yuçaf de Castro, don Abraham ibn Aladep, don Çaq de Castro, don Samuel ibn Aldep