La Iglesia de San Andrés, de estilo mudéjar con reminiscencias judías, parece tener su origen en una sinagoga. Ofrece una bella fachada a la Calle San Andrés.
Consta de tres naves separadas por arcos de herradura apuntada. La pieza de mayor interés es la capilla de la Inmaculada o capilla de la Purísima, con bello retablo barroco que enmarca el camarín de la Virgen, la puerta mudéjar del púlpito, la tabla de la Virgen de la Luz, su bella cúpula, y la impresionante reja obra del Maestro Bartolomé.
La capilla, con acceso por la calle del Rostro, con fachada del siglo XVIII, ofrece un patio muy evocador, presidido por el busto  del fundador,  Don Gutierre González Doncel en 1515. Desde él se accede a dependencias de gran interés artístico (fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1931), como son la Sala Capitular y la Sala de Juntas.

.